¿Cómo funciona el tacógrafo digital y qué ventajas tiene?


ventajas-uso-tacografo-digital


Desde el 1 de enero de 2006, todos los vehículos con un peso mayor de 3,5 toneladas y que se matriculen por primera vez están obligados a contar con un tacógrafo digital, con el fin de controlar de forma más precisa el funcionamiento del vehículo y la actividad del conductor. En este sentido, los vehículos que se utilizan para el transporte terrestre de mercancías deben montar este aparato, cuya apariencia es similar al tacógrafo analógico.

Los nuevos tacógrafos digitales cuentan con un sistema formado por una unidad de vehículo, un sensor de velocidad y de distancia y las tarjetas que registran la actividad del aparato. En este sentido, los discos del tacógrafo analógico han sido reemplazados por  las citadas tarjetas inteligentes. Gracias a ellas y al chip que contienen, se puede almacenar toda la información relativa a la conducción.

El tacógrafo digital debe instalarse en el interior de la cabina del conductor, para que el transportista pueda verlo en todo momento y manejarlo cuando sea necesario. Este aparato recoge la información de la velocidad que lleva el vehículo, los kilómetros que se recorren en cada trayecto, así como las horas de trabajo.

Asimismo, los tacógrafos digitales dan acceso a determinadas funciones según el perfil del usuario, de modo que permiten controlar la actividad y los comportamientos al volante de los conductores. Por ello, la principal diferencia entre el tacógrafo digital y el analógico es que la información almacenada, pese a ser la misma en cuanto a velocidad y  tiempos de conducción y descanso, es más difícil de manipular.

Ventajas del uso del tacógrafo digital

Siguiendo la misma línea que comentábamos  anteriormente, con el tacógrafo digital y teniendo en cuenta las elevadas multas por la manipulación y uso indebido, las empresas de importación y exportación de mercancías impulsan la seguridad al volante. Y es que no solo se controla el tiempo de conducción y descanso, sino que también hay un control sobre la velocidad para no sobrepasar los límites establecidos.

Del mismo modo, con este instrumento hay un mayor registro sobre los datos de conducción, ya que existe la posibilidad de realizar una descarga remota de los datos. Además, a la hora de realizar inspecciones rutinarias es posible seleccionar un periodo de tiempo concreto.

Entre los beneficios del tacógrafo digital destaca la optimización de las rutas. Y es que el conductor puede gestionar de forma sencilla el tiempo y el ahorro de combustible. Con todo, se obtiene un importante ahorro económico y una conducción eficiente. Como resultado, el transportista puede realizar las rutas marcadas en menos tiempo, lo cual repercute en la productividad de la empresa.

Manejo del tacógrafo digital

Usar este aparato es relativamente sencillo, aunque es interesante que los transportistas reciban una formación o curso para el manejo del tacógrafo para familiarizarse con él. Para comenzar a utilizar un tacógrafo digital, el vehículo debe estar parado. Seguidamente se introduce la tarjeta del tacógrafo del conductor en cuestión y se marcará qué actividad se va a realizar, así como el punto de partida. Tras ello, el mecanismo ya registra los datos pertinentes a cada trayecto.

Con todo y teniendo en cuenta la inclusión de lo digital en todos los ámbitos de la sociedad, el tacógrafo digital marca la evolución de las empresas de transporte terrestre, consiguiendo que las operaciones logísticas sean óptimas.




COMPARTIR:




Comenta:

¿Podemos ayudarle?




En este sitio se usan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada. Más Información
¿consiente usar cookies?