Transporte intermodal: ¿el futuro del transporte?




El transporte intermodal es un tipo de transporte combinado, el cual, como su propio nombre indica, se basa en la combinación de dos o más medios de transporte. El transporte combinado puede ser multimodal o intermodal, y la diferencia más significativa entre ambos consiste en que en el transporte multimodal la carga nunca se divide y en el intermodal, sí.

El transporte intermodal es tendencia y se augura como el futuro de la logística y del servicio de transporte internacional por las múltiples ventajas que supone, tanto para el transportista como para los clientes. Requiere un contrato específico e implica que el transportista toma la mercancía bajo su custodia y se encarga a hacerla llegar a otro país mediante la combinación de varios medios: transporte terrestre y transporte marítimo, por ejemplo.

Una de las principales claves del transporte intermodal es que permite combinar diferentes regímenes de carga completa y grupaje, de manera que ofrece mayor cantidad de combinaciones posibles. Como ya vimos, el grupaje tiene una gran cantidad de ventajas para los clientes, pues reduce costes y aporta agilidad y eficiencia.

Otra característica relevante del transporte intermodal es la mayor coordinación entre los diferentes medios de transporte, traduciéndose en mejores costes en la cadena de transporte y logística internacional. Y esto influye en gran medida en el precio de venta al cliente final.

Con el transporte intermodal se agrupan las mercancías en unidades de carga, de manera que se reduce la manipulación de éstas. Así se minimizan las posibilidades de daños, pérdidas o robos. En otras palabras, se evita la ruptura de carga.

Frente a la opción multimodal, el transporte intermodal requiere una mayor planificación y distintas cartas de porte y, además, en algunas ocasiones puede presentar costes ligeramente superiores. Sin embargo, a cambio ofrece unas ventajas muy destacables frente a las del transporte multimodal. 

 

Ventajas frente a las del transporte multimodal

  • Mayor velocidad: la carga que se lleva mediante transporte intermodal debe ir detalladamente descrita en las cartas de porte, de manea que se consigue reducir el número de inspecciones y, por tanto, los tiempos de transporte.
  • Mayor flexibilidad: el transporte intermodal presenta mucha más flexibilidad que la combinación multimodal, precisamente por el hecho de poder dividir la carga. De esta manera se pueden cubrir zonas alejadas entre sí mediante la coordinación con el origen.
  • Mayor eficiencia: el transporte intermodal requiere una gran planificación previa, de manera que se reducen el número de figuras de coordinación intermedias y, por tanto, se gana en eficiencia.

En definitiva, vemos que el transporte intermodal es tendencia por razones bien fundadas. Sus características y las ventajas que ofrece tanto para el transportista como para los clientes lo convierten en el método de transporte del futuro.




COMPARTIR:




Comenta:

¿Podemos ayudarle?




En este sitio se usan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada. Más Información
¿consiente usar cookies?