¿Cómo se clasifican las mercancías peligrosas?




A la hora de realizar operaciones de importación y exportación de mercancias, hay una serie de productos con los que hay que tener especial precaución. Las mercancías peligrosas, definidas y reguladas el Acuerdo Europeo sobre Transporte de Mercancías Peligrosas por Carretera (ADR), son materias sensibles y, por ello. requieren un tratamiento especial. Así pues, la legislación existente delimita qué tipo de carga debe considerarse mercancía peligrosa y, como consecuencia, debe existir un riguroso control para hacer una correcta gestión. Por lo tanto, te explicamos de qué forma se clasifican las mercancías peligrosas, con el fin de que conozcas las exigencias de cada tipología.

Clase 1: materias y objetos explosivos

A la hora de catalogar las mercancías peligrosas, la primera distinción son las materias y objetos explosivos. Encontramos 3 tipos de mercancías peligrosas de clase 1: las materias explosivas, las materias pirotécnicas, los objetos explosivos y otros objetos fabricados con fines pirotécnicos.

Este tipo de mercancías suponen un riesgo de explosión en masa y, en caso de situación grave, afectan de forma instantánea a toda la carga que lleve el transportista. También pueden generar efecto de onda expansiva.

Clase 2: gases

Se consideran mercancías peligrosas, los gases que sean asfixiantes, comburentes, inflamables, tóxicos o corrosivos. Respecto a estas propiedades, las materias de clase 2 se pueden clasificar en gases comprimidos, gases licuados, gases licuados refrigerados, gases disueltos a presión, aerosoles, objetos con gas a presión, gases no comprimidos con disposiciones especiales y recipientes o cisternas vacías.

Clase 3: materias líquidas inflamables

Este tipo de mercancías son peligrosas por su bajo punto de inflamación, es decir, son materias que por un aumento de temperatura o el efecto de una llama pueden provocar un desastre ya que inmediatamente arden. Dentro de esta clase, las mercancías se clasifican por su grado de peligrosidad en base a los grados con los que inflamen.

Clase 4.1: materias sólidas inflamables

Este tipo de mercancías son las que pueden arder a causa de la acción del calor, chispas o llamas. En concreto, se producen estas reacciones a causa de frotamiento o contacto con impurezas. Dentro de esta clase podemos distinguir entre muy peligrosas, peligrosas y menor peligrosidad.

Clase 4.2: materias que pueden experimentar inflamación espontánea

En este grupo de mercancías peligrosas se distinguen las pirofóricas, que pueden sufrir inflamación espontánea, y las que pueden experimentar calentamiento espontáneo. Este tipo de productos varían por el tiempo en el que tardan en inflamarse. 

Clase 5.1: materias comburentes

Se trata de materias oxidantes, es decir, materias que no son combustibles. Este tipo de mercancías, suelen constar de materiales reactivos, ya que, al desprender oxígeno y generar calor, pueden provocar o favorecer la combustión de otras materias.

Clase 5.2: peróxidos orgánicos

Estas materias, pueden ser consideradas como derivados del peróxido de hidrógeno, donde el combustible y el oxígeno se combinan en la misma molécula.

Son sustancias comburentes (como las anteriores) y combustibles, por lo tanto, las mercancías compuestas por esta materia, son especialmente peligrosas.

Clase 6.1: sustancias tóxicas

Este tipo de mercancías suelen presentarse como venenos químicos tóxicos para el ser humano, animales y medio ambiente. Estas materias se clasifican según las vías de afección, ya sean tóxicos por inhalación, por ingestión o por absorción cutánea.

Clase 6.2: materias infecciosas

Las mercancías que contienen este tipo de materias, son aquellas que pueden provocar enfermedades infecciosas a animales o seres humanos.Se clasifican en estos cuatro grupos: materias infecciosas para el ser humano, materias infecciosas para los animales, desechos clínicos y muestras de diagnóstico.

Clase 7: materias radioactivas

Son sustancias que emiten partículas y radiaciones capaces de provocar daños en las células de los tejidos. Aunque son muy peligrosas en todos los sentidos, las mercancías radioactivas, son seguras de manipular, porque el propio embalaje actúa como blindaje.

Clase 8: materias corrosivas

En este grupo se clasifican las materias que por su acción química dañan el tejido de la piel y las mucosas, o que en caso de fuga pueden dañar a otras mercancías o a los medios de transporte, dando lugar a otros peligros.

Clase 9: materias y objetos peligrosos diversos

Por último, dentro de esta clase se incluyen materias y objetos que, a lo largo de su transporte, suponen un peligro diferente de los que contienen las demás clases. 

Con todo esto, ya podemos saber qué mercancías son consideradas como peligrosas y cómo se clasifican. Este hecho es fundamental para garantizar la buena gestión de los artículos que se deben transportar y para cumplir exhaustivamente la legislación vigente. Recuerda que en este tipo de operaciones de transporte, toda prevención es poca.

 

Si deseas importar o exportar desde España con las mejores condiciones y la confianza que ofrece la experiencia, contáctanos y descubre todo lo que Pitarch Logística puede hacer por tu empresa.

 

 




COMPARTIR:




Comenta:

¿Podemos ayudarle?




En este sitio se usan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada. Más Información
¿consiente usar cookies?